Ir al contenido principal

¡La ficción de una cuarta temporada!

Permitidme la licencia de hacer un 'cut and paste' del post que acabo de subir a rtve.es sobre la cuarta temporada de Cámara abierta 2.0. Los contenidos, creo, merecen la pena. Ahí va:

Empiezan a quedar lejos aquellos ¡¡100 programas!! (ya vamos por 232); y más lejos todavía queda el 12 de noviembre de 2007 en que arrancamos el primer programa. Una aventura a caballo (...de batalla 2.0) entre la tele 'de toda la vida' y la selva de internet (con sus redes sociales adjuntas y todo). El sábado 17 de septiembre estrenamos la CUARTA TEMPORADA. Las mayúsculas, disculpad, van unidas al entusiasmo por la continuidad. Espero que lo entendáis. Y traemos nuevo grafismo, sintonía de cabecera (Nude, Radiohead) e intenciones renovadas... ¡Ya nos diréis qué os parece!

Y sin más dilación, paso a adelantar los temas y links que completan este primer "minutado" de la temporada. Ahí van:

Nos situamos en Sillicon Valley (San Francisco). Allí hemos pasado por Google y hemos seguido a los emprendedores del programa Yuzz. Que, entre otras cosas, nos han hablado de creatividad e innovación. En el blog podéis conocer sus proyectos uno a uno.

Después, en VISTO EN... os presentamos -a su original estilo- a JPelirrojo, uno de los tres españoles (junto a Carolina Denia y Jaume Rojo) ganadores del certamen de jóvenes talentos europeos NextUp, promovido por Youtube. Y como siempre, os pasamos los temas más interesantes de la red en nuestro INTÉRNATE de la semana. Destacamos: cómo colaborar desde internet contra la brutal hambruna de #cuernodeafrica a través ONGs como Unicef, MSF, Plan o Cáritas; el congreso de ciencia 2.0 organizado en Bilbao por "los chicos de Amazings"; el desembarco en España de Amazon; también os hablamos de esa tendencia llamada Couchsurfing...

En el último bloque: os pasamos un resumen de la presentación de los Premios Bitácoras. Allí, en la Casa Encendida de Madrid, 'pusimos la antena' y charlamos un rato con: Raúl Ordóñez (organizador), Carlos Salas (Dir. de La Información.com), Alicia Chavero (H2i Institute), Rosa J. Cano (El País), David Alayón (Pisito en Madrid), Mauro Fuentes (Fotomaf), Rebeka Saenz (Tinkle España), Carolina de Jove (Flayingparanoias), Juan Luis Sánchez (Periodismo Humano), Maini Spenger (CEO Masmóvil), David Carrascosa (Clipset), Carlos Molina (Relaciones Públicas)... Y como siempre en este tipo de encuentros, nos quedamos con ganas de hablar con muchos más.

En 1 MinutoCOM, preguntamos a Pau Gasol qué tal se lleva con las redes sociales y qué se suele bajar de la red. Antes en TÚ RUEDAS os pasamos un extracto del Sexo Sentido, un corto documental con el que el colectivo sevillano Zemos98 participa en el Congreso Europeo de la Cultura de Breslavia (en Polonia).

Comentarios

Entradas populares de este blog

El Cerrojo

Abrí para pedir un café, pero una mirada (que vale 1.000 vocablos) me cerró la puerta. Esperé a que pestañeara, pero solo un párpado estaba por la labor de ceder. El otro protegía -con todo- el ojo avizor. Saqué una llave en son de paz. Dio un golpe en la mesa como respuesta. Intenté darle mi brazo al torcer. Sacó un as. Yo pinté bastos. “El cerrojo, aunque no lo creas lo llevas tú”, me dijo en tono conclusivo. Cuando miré mis manos para intentar descifrar sus palabras la camarera me sirvió un café. No entendí mucho lo sucedido, y menos cuando me giré hacia la puerta nadie miraba. Solo quedaba la mirilla, hidroalcohol y una propina. 

Idas y venidas por una mala salida

 Viéndolas venir me dieron en toda la cara. Una a una, las idas y venidas de años anteriores (y una del que entra) fueron golpeándome repetidamente hasta que pronuncié la palabra requerida: "Perdón". Las idas reclamaban un sitio concreto al que llegar; las venidas, más dimensiones. La correspondiente a 2021 era ida y estaba algo más perdida. Lo más difícil para mí fue darme cuenta de que tenía la responsabilidad de ubicarlas. Lo supe por una mala salida de otra persona hacia mí. Ésta, la mala salida, me advirtió -poco antes de abofetearme por izquierda y derecha con la mano abierta- de que debía organizarlas. ¿Cómo? pregunté. Viéndolas venir, exclamó. Así que tras pedir disculpas y tomar la firme decisión de implicarme en la búsqueda de lugares y dimensiones, todo empieza. A ver...

La crónica borradora

Borró tres archivos por la mañana, el eje de la crónica que tenía que entregar al día siguiente. Cada uno correspondía a un asunto pendiente. El cúmulo le pesó más que el deseo o la necesidad de resolverlos. Salió a la calle en busca de respuestas aleatorias. La calle -cansada de su rol de eterna transición- contestó con más preguntas. Ella en parte se enteraba de lo que ocurría y en parte lo evitaba. Lo mismo había sucedido con aquellos archivos. Uno fue borrado a conciencia, dos sin querer. O al revés. Nunca lo sabrá con toda certeza. El día anterior se había registrado un breve temblor de tierra. Pocos grados, pero los suficientes para sentir lo fino que es el asfalto y el vértigo de la fragilidad. El movimiento brusco le dejó algo mareada. ¿Qué relación existía entre el miedo a caer al abismo y el borrado -accidental o no- de archivos propios? ¿Había alguna relación? Mientras paseaba sin destino marcado -sintiendo y recuperando la firmeza del suelo con sus nuevas sandalias- e