Ir al contenido principal

El juego de la seducción... de internet

Y en Cámara Abierta 2.0 estrenamos formato blog - y año- en unos días... Pero antes de despedirnos hasta 2011, cómo no, os paso los temas del próximo y último programa de 2010; o lo que es lo mismo el número 202.




Comenzamos con la lista de los vídeos más vistos de Youtube este año. Donde la pieza estrella no podía ser otra: Bed Intruder Song, de los Gregory Brothers. Pero hay más y en el portal los tienes todos. ¡No tiene desperdicio!

Claro, que igual prefieres devorar libros o ver qué se lee por la Red; incluso puede que estés deseando compartir tus favoritos con los amigos... En ese caso, hay un reportaje para ti y una red social que te va al pelo: Entrelectores. Te presentamos a su creador Pablo Gavilán.

Y de la lectura a la aventura, además de un pareado, hay mucho deporte extremo accesible desde la web... ¿Te apuntas? Si quieres ponerte al día de lo que sucede en la Europa más 'radical', conecta con Mpora, o con Sucesos Extremos, página localizada en Argentina y Chile. Pero si vas más por el lado surfero que por las olas de montaña, igual te interesa pinchar en Global Surf. La dosis de adrenalina extra está garantizada.


En en el tercer bloque, una nueva forma de entender la 'publi'. Los blogueros, las redes sociales, internet... Su presencia en el ¡mundo real' es cada vez más fuerte, más palpable. Internet seduce. ¿Te imaginas que puedes entrar en la casa de Gran Hermano y charlar con los concursantes? Pues algo parecido es lo que han montado dos compañías punteras de tecnología (Cisco y AMD) en Madrid para promocionar sus productos... Se llama Visual Home Expierence y es una especie de película/serie interactiva... ¡pero a pie de calle...! O como dicen los organizadores: ¡un Reality Show room! Dos actores se meten en el papel de blogueros (María y Daniel) con una curiosa misión: convivir durante 20 días en un espacio cerrado para ellos, pero abierto al público...


Y los blogueros también fueron protagonistas en Gijón. "El Laboral Centro de Arte y Creación Industrial" reunió a más de treinta artistas que generan y mueven sus obras por Internet... Bautizaron las jornadas como "Encuentro interestelar de bloggers" y nos mandan este vídeo a nuestra sección Tú Ruedas. ¡Felices Fiestas!

Comentarios

Juana ha dicho que…
¡Feliz Navidad!
Internet está transformando nuestro mundo ....

Entradas populares de este blog

El Cerrojo

Abrí para pedir un café, pero una mirada (que vale 1.000 vocablos) me cerró la puerta. Esperé a que pestañeara, pero solo un párpado estaba por la labor de ceder. El otro protegía -con todo- el ojo avizor. Saqué una llave en son de paz. Dio un golpe en la mesa como respuesta. Intenté darle mi brazo al torcer. Sacó un as. Yo pinté bastos. “El cerrojo, aunque no lo creas lo llevas tú”, me dijo en tono conclusivo. Cuando miré mis manos para intentar descifrar sus palabras la camarera me sirvió un café. No entendí mucho lo sucedido, y menos cuando me giré hacia la puerta nadie miraba. Solo quedaba la mirilla, hidroalcohol y una propina. 

Idas y venidas por una mala salida

 Viéndolas venir me dieron en toda la cara. Una a una, las idas y venidas de años anteriores (y una del que entra) fueron golpeándome repetidamente hasta que pronuncié la palabra requerida: "Perdón". Las idas reclamaban un sitio concreto al que llegar; las venidas, más dimensiones. La correspondiente a 2021 era ida y estaba algo más perdida. Lo más difícil para mí fue darme cuenta de que tenía la responsabilidad de ubicarlas. Lo supe por una mala salida de otra persona hacia mí. Ésta, la mala salida, me advirtió -poco antes de abofetearme por izquierda y derecha con la mano abierta- de que debía organizarlas. ¿Cómo? pregunté. Viéndolas venir, exclamó. Así que tras pedir disculpas y tomar la firme decisión de implicarme en la búsqueda de lugares y dimensiones, todo empieza. A ver...

Las palabras se las lleva Twitter

Apenas estaba digiriendo una información -con alta carga de valor- cuando un tuit la bajó de golpe muro abajo. Intenté seguirla, pero no paraba de caer al foso; y durante el imparable descenso iba olvidando el cuerpo de la noticia que me había llamado la atención. Finalmente renuncié y volví a lo más alto del muro de nuevo, con la esperanza de leer algo interesante, entonces un hilo que sostenía al texto en extinción entró en escena. Intenté seguirlo pero poco duró su vigencia. Una vez más la gravedad de las redes sociales impuso su fuerza.  El volumen de la ansiedad de la masa social por publicar, por ser viral, por conseguir apoyo de followers, ¡por ser!, por estar, por pintar, pesa y ocupa tanto que la palabra apenas puede sostenerse. De hecho acabo de perder el hilo que me trajo hasta este texto. ¿Habré incorporado la misma gravedad y procesado de ideas? Es posible, porque ya se me está haciendo largo y empiezo a sentir ansiedad por publicarlo y que funcione por sí solo. Pesa