Ir al contenido principal

TWITTER AL AJILLO

...Y al final, después de verlo en el TD3 -tras haberlo visto antes en el TD2-, no pude más. Lo hice, escribí un 'tuit' expresando la sorpresa de que el Telediario dedicara espacio al V aniversario de Twitter. Mi mensaje: "Si me dicen hace 3 años, cuando en @ hicimos el primer répor sb Twitter, que el TD contaría el V aniversario... No me lo trago".

Fue reconfortante la sensación. ¿Por qué? Hace tres años, los propios de Cámara Abierta 2.0 (con Georgina Cisquella a la cabeza) dábamos nombre a nuestro... 'nicho': El rincón del friki. Los raros de la tele que hablaban de cosas raras... Entonces, en noviembre de 2007, lanzamos nuestro primer reportaje sobre una cosa llamada Twitter al mundo televisivo (está en el minuto 8:30, más o menos). Lo realizó Marta Rodríguez (ex directora e ideóloga de Cámara Abierta 2.0)... Después llegaron otros, como éste en el que celebramos el primer aniversario del Twittmad (septiembre de 2008), o este otro el que hablamos con 'Pixel' Jonan y Óscar Espiritusanto sobre la "revolución Twitter" (7 de julio de 2009)...

Fue reconfortante, decía líneas más arriba, porque de algún modo constatas que eres un friki, sí, pero no tanto. Y ese "no tanto", al final, alivia un poco. Y a la inmediata respuesta tuitera de Carlos del Amor en relación con mis 140 caracteres ("Y de qué habláis en el próximo programa para saber que contaremos dentro de 3 años?"), contesto ahora: La verdad, no lo sé. Porque sinceramente, hace tres años, aunque me metí de puntillas en Twitter, no daba un duro porque algo así funcionase... Así que, como no somos visionarios, seguiremos currando; que no es moco de pavo.

PD.: Eso sí, aprovecho para avanzar que en el próximo programa entrevistamos a Laura Gómez, directora de Twitter España.

Comentarios

Juana ha dicho que…
Es que Twitter no es algo que entre con facilidad, no es "amor a primera vista", requiere dedicarle tiempo, esfuerzo, ganas .... es más bien como un proyecto de matrimonio a largo plazo ....

Me hace gracia cuando alguien como tu dice eso de "no daba un duro porque algo así funcionase ...." palabras parecidas decía en Dr.Mayol al principio de abrir su blog .... jajajajaja y sin embargo, funciona y seguís prestándole atención .... visionarios no, pero trabajadores, muchisimo, en eso también os parecéis.
Unknown ha dicho que…
La que habeis liao
Dani Seseña ha dicho que…
Al ajillo se sirve el carácter

Entradas populares de este blog

El Cerrojo

Abrí para pedir un café, pero una mirada (que vale 1.000 vocablos) me cerró la puerta. Esperé a que pestañeara, pero solo un párpado estaba por la labor de ceder. El otro protegía -con todo- el ojo avizor. Saqué una llave en son de paz. Dio un golpe en la mesa como respuesta. Intenté darle mi brazo al torcer. Sacó un as. Yo pinté bastos. “El cerrojo, aunque no lo creas lo llevas tú”, me dijo en tono conclusivo. Cuando miré mis manos para intentar descifrar sus palabras la camarera me sirvió un café. No entendí mucho lo sucedido, y menos cuando me giré hacia la puerta nadie miraba. Solo quedaba la mirilla, hidroalcohol y una propina. 

Idas y venidas por una mala salida

 Viéndolas venir me dieron en toda la cara. Una a una, las idas y venidas de años anteriores (y una del que entra) fueron golpeándome repetidamente hasta que pronuncié la palabra requerida: "Perdón". Las idas reclamaban un sitio concreto al que llegar; las venidas, más dimensiones. La correspondiente a 2021 era ida y estaba algo más perdida. Lo más difícil para mí fue darme cuenta de que tenía la responsabilidad de ubicarlas. Lo supe por una mala salida de otra persona hacia mí. Ésta, la mala salida, me advirtió -poco antes de abofetearme por izquierda y derecha con la mano abierta- de que debía organizarlas. ¿Cómo? pregunté. Viéndolas venir, exclamó. Así que tras pedir disculpas y tomar la firme decisión de implicarme en la búsqueda de lugares y dimensiones, todo empieza. A ver...

La crónica borradora

Borró tres archivos por la mañana, el eje de la crónica que tenía que entregar al día siguiente. Cada uno correspondía a un asunto pendiente. El cúmulo le pesó más que el deseo o la necesidad de resolverlos. Salió a la calle en busca de respuestas aleatorias. La calle -cansada de su rol de eterna transición- contestó con más preguntas. Ella en parte se enteraba de lo que ocurría y en parte lo evitaba. Lo mismo había sucedido con aquellos archivos. Uno fue borrado a conciencia, dos sin querer. O al revés. Nunca lo sabrá con toda certeza. El día anterior se había registrado un breve temblor de tierra. Pocos grados, pero los suficientes para sentir lo fino que es el asfalto y el vértigo de la fragilidad. El movimiento brusco le dejó algo mareada. ¿Qué relación existía entre el miedo a caer al abismo y el borrado -accidental o no- de archivos propios? ¿Había alguna relación? Mientras paseaba sin destino marcado -sintiendo y recuperando la firmeza del suelo con sus nuevas sandalias- e