Ir al contenido principal

SÓNAR 08, MIS 35 Y LOS MADNESS

La cantidad de mitos urbanos que recorrieron el mundo skatalítico sobre Mandess fue brutal. Eso sí, antes de la explosión de Internet… Con lo cual era más difícil seguirles la pista. Pero las cosas han cambiado y mucho. Las leyendas hablaban de la muerte de uno, dos y hasta tres miembros de la banda británica. Mike Barson (teclados), Mark Bedford (bajo), Chris Foreman (guitarra), Graham "Suggs" McPherson (voz), Chas Smash (Amigo, segunda voz y alma), Dan Woodgate "Woody" (batería) y Lee Thompson (saxo) no sólo viven… ¡Vuelven a tocar! ¿Dónde? En el Sónar 2008 (Barcelona) ¿Cuándo? El 20 de Junio…

Claro, ahora veo, gracias a Youtube que ya han actuado más veces en los últimos años. Es más, lo hicieron en Benicassim. Y yo que no me enteré... De hecho, me impresiona comprobar la secuela necesaria del paso de los años en ellos. Aquellos adolescentes gamberros y traviesos, que provocaban a los skinheads y se pateaban el metro de Londres a ritmo de "Madness" en Take or leave it, ya están al borde de los 50.

Por cierto, al hilo de este asunto sobre paso del tiempo... Anoche me vi Juno (otra de las pelis que tenía pendientes) y además de gustarme mucho, me impresionó una cosa obvia y absurda. Me refiero a una parte en que la protagonista llama viejo a un tio de unos treinta y tantos, quien considera que la música grunge de los 90 es insuperable. Yo viví esa época, tendremos la misma edad... Joder, para una persona de 16 somos viejos. Pues sí, así es, y es normal -me digo-. Lo mismo pensaba yo con 20 de los de 30.

Pero lo impresionante -y mira que lo sabemos de sobra por las innumerables referencias que escuchamos desde pequeños- es que me creo que Nirvana, el "Give it away "de los Peppers, Killin' in the name (Rage Against the Machine), Faith No More, Pantera, las Breeders,Weezer, Hole, Stone Temple Pilots, Alice in Chains, Pearl Jam, Echobelly... y yo que sé cuantos más, siguen siendo lo mejor y más potente que ha habido jamás. ¡Qué ingenuo! Antes y después hay vida y evolución. Si es obvio lo sé, pero de vez en cuando, no sé que pasa en la cabeza, que cuando se escucha una frase como la de Juno o te llaman "Señor" por la calle (ese clásico y típico tópico), pues choca y se produce una curiosa situación catártica.
¡Hey you! El caso es que Madness vuelven y podemos verlos. Con sus secuelas o sin ellas, con la confusión de la edad en el aire, con la razón como guía, con el orgullo de los 35, con el privilegio de reírte de tí mismo junto a tu chica también de 35, y con los años vividos y por vivir... ¡¡¡One step beyond!!!

Comentarios

Anónimo ha dicho que…
Capitán Garfio:
Estoy de acuerdo contigo en muchas cosas,a mi me da igual que me llamen,"señor" o "señor mayor",me siento joven,un joven de 41 años,y creo que los llevo muy bien,dentro de lo que cabe,sigo pensando como pensaba,con mas cabeza...claro,estoy mas sentado...creo,pero no he cambiado mucho desde los 25,solo ha pasado el tiempo.
Anónimo ha dicho que…
Capitán Garfio:
Sobre los Madness,decirte que me gustan desde los quince,y que los he visto solo una vez en directo,en Benicasim,tengo toda su discografia,videos,conciertos en directo,vamos un fans,aunque me cueste reconocerlo,tengo hasta una foto con el cantante,la cual nos hicimos allí en la que estamos mi amigo Angel,Suggs y yo.
Te mandare la foto si quieres.Aqui te dejo mi correo: sangodofredo"hotmail.com
Espero noticias tuyas.Daniel
Anónimo ha dicho que…
Capitán Garfio
Perdon...sangodofredo@hotmail.com
simpledanko ha dicho que…
Me parece fántastico que vuelvan !! eran realmente géniales y estoy segurisima despues de verles nuevamente por Youtube.. que siguen en forma.

Hace poco realizacé un repasillo por su vida y discografia, y fue un reencuentro muy grato.

saludos

Survival Music
http://dankoexplorer1.spaces.live.com/feed.rss
simpledanko ha dicho que…
cuando dije que vuelven!! me referia a este 2009...http://www.mundosonico.com/2008/12/26/madness-lanzara-un-nuevo-album-en-marzo-del-2009/

saludos
Anónimo ha dicho que…
Capi

Gracias por la información

Entradas populares de este blog

El Cerrojo

Abrí para pedir un café, pero una mirada (que vale 1.000 vocablos) me cerró la puerta. Esperé a que pestañeara, pero solo un párpado estaba por la labor de ceder. El otro protegía -con todo- el ojo avizor. Saqué una llave en son de paz. Dio un golpe en la mesa como respuesta. Intenté darle mi brazo al torcer. Sacó un as. Yo pinté bastos. “El cerrojo, aunque no lo creas lo llevas tú”, me dijo en tono conclusivo. Cuando miré mis manos para intentar descifrar sus palabras la camarera me sirvió un café. No entendí mucho lo sucedido, y menos cuando me giré hacia la puerta nadie miraba. Solo quedaba la mirilla, hidroalcohol y una propina. 

La crónica borradora

Borró tres archivos por la mañana, el eje de la crónica que tenía que entregar al día siguiente. Cada uno correspondía a un asunto pendiente. El cúmulo le pesó más que el deseo o la necesidad de resolverlos. Salió a la calle en busca de respuestas aleatorias. La calle -cansada de su rol de eterna transición- contestó con más preguntas. Ella en parte se enteraba de lo que ocurría y en parte lo evitaba. Lo mismo había sucedido con aquellos archivos. Uno fue borrado a conciencia, dos sin querer. O al revés. Nunca lo sabrá con toda certeza. El día anterior se había registrado un breve temblor de tierra. Pocos grados, pero los suficientes para sentir lo fino que es el asfalto y el vértigo de la fragilidad. El movimiento brusco le dejó algo mareada. ¿Qué relación existía entre el miedo a caer al abismo y el borrado -accidental o no- de archivos propios? ¿Había alguna relación? Mientras paseaba sin destino marcado -sintiendo y recuperando la firmeza del suelo con sus nuevas sandalias- e

Idas y venidas por una mala salida

 Viéndolas venir me dieron en toda la cara. Una a una, las idas y venidas de años anteriores (y una del que entra) fueron golpeándome repetidamente hasta que pronuncié la palabra requerida: "Perdón". Las idas reclamaban un sitio concreto al que llegar; las venidas, más dimensiones. La correspondiente a 2021 era ida y estaba algo más perdida. Lo más difícil para mí fue darme cuenta de que tenía la responsabilidad de ubicarlas. Lo supe por una mala salida de otra persona hacia mí. Ésta, la mala salida, me advirtió -poco antes de abofetearme por izquierda y derecha con la mano abierta- de que debía organizarlas. ¿Cómo? pregunté. Viéndolas venir, exclamó. Así que tras pedir disculpas y tomar la firme decisión de implicarme en la búsqueda de lugares y dimensiones, todo empieza. A ver...