Ir al contenido principal

SUCESOS Y CAMBIAZOS

A continuación una serie de hechos que tuvieron lugar el mismo día, a la misma hora y en diferentes puntos geográficos: Un periodista cuelga fotos no publicables en su perfil de Facebook; una señora de 52 años decide sentarse a pedir en la calle, donde habitualmente lo hacía su difunto marido; un acordeonista rumano compra un candado, como si de una moto se tratase, para darle una plaza a la banqueta donde se sienta a interpretar temas como El Padrino o Clavelitos...

Mariela vende a su Loro; como de costumbre un viejo se acerca a la papelera para escupir en el suelo; el alcalde de Castrunteriza quiere invertir en televisión; en un barrio deciden dejarse de eufemismos y llamar a las publicestas por su nombre: papelera para publicidad; una señora cambia el gesto y empieza a sonreír; Soriano Cuello se termina su segundo libro e inventa un sistema para acabar con las sombras...

...Y todo esto sucede a la misma hora, insisto, y en el mismo día en el que un cliente ha decidido depositar unas zapatillas en la sección de libros del súper. Así que ahí queda una nueva acción de descoloque. De cambiazos en el súper. Del aquel extraño tú la llevas... y yo me pierdo.

Comentarios

Anónimo ha dicho que…
“Tenemos muchísimos párpados, y en lo hondo, perdidos, están los ojos”. No lo digo yo (ya me gustaría), lo dice Cortázar.

Te veo adelantado en esto de ir quitándose párpados para poder mirar (y no sólo por este post, va por tu blog en general).
Unknown ha dicho que…
Creo que, a veces, hay una especie de extraña conexión en la Red. O en algunas cabezas de los que tecleamos. Como la tuya y la mía. Mi última entrada también va de cosas diferentes que ocurren en el mismo día. O será simple casualidad. Pero después de leer todo Auster, sabemos que las casualidades no son nada casuales. O nos gusta hacer que no lo sean.
(perdón por desbarrar, pero es que estoy en el trabajo y acabo de volver de comer)
copifate ha dicho que…
Bueno, como va de párpados, bella palabra, a mí me gustan los transparentes, como los de D.S.
Juana ha dicho que…
Pues lo que más me ha impactado es la conclusión "tu la llevas .... y yo me pierdo" es que lo de perderme me puede jeje

Entradas populares de este blog

Murió en lugar de la palabra

El cadáver aún tenía mucho que decir, pero no había nadie al alcance a través del cual poder expresar... Se mordía la lengua con los últimos suspiros. Las ideas que nunca sublimaron se desvanecían. La sonrisa se iba transformando en relieve, el rock en adagio y el mito en una frase por decir. Los músculos ocultaban poemas escondidos entre líneas. La rabia y el sosiego tonteaban. Quería expresar, usar su codo izquierdo para hablar lo que no estaba dicho.
...El telón caía y el público tenía un pie en la cena. Y él, como cadáver, perdía su peso como actor. Se acababa el tiempo entre vivos por mucha palabra que tuviera pendiente. Su identidad era ya lo de menos; de la pausa pasaba al corredor del olvido. Nadie estaba pendiente de él. Lo que no expusiera en ese momento se desintegraría con él para siempre. Hasta pronto, hasta nunca. El tiempo seguía su curso y no parecía hallarse ningún traductor de cadáveres por su causa en la escena.
Estaba muerto y además, muerto de miedo. Acojonado po…

Las palabras se las lleva Twitter

Apenas estaba digiriendo una información -con alta carga de valor- cuando un tuit la bajó de golpe muro abajo. Intenté seguirla, pero no paraba de caer al foso; y durante el imparable descenso iba olvidando el cuerpo de la noticia que me había llamado la atención. Finalmente renuncié y volví a lo más alto del muro de nuevo, con la esperanza de leer algo interesante, entonces un hilo que sostenía al texto en extinción entró en escena. Intenté seguirlo pero poco duró su vigencia. Una vez más la gravedad de las redes sociales impuso su fuerza. 
El volumen de la ansiedad de la masa social por publicar, por ser viral, por conseguir apoyo de followers, ¡por ser!, por estar, por pintar, pesa y ocupa tanto que la palabra apenas puede sostenerse. De hecho acabo de perder el hilo que me trajo hasta este texto. ¿Habré incorporado la misma gravedad y procesado de ideas? Es posible, porque ya se me está haciendo largo y empiezo a sentir ansiedad por publicarlo y que funcione por sí solo. Pesa. ¿Qu…

Sin estridencias

En mitad de la carretera, a pie de asfalto... Ya no pincha, ni mucho menos corta. Pero toma postura y digiere la curva peligrosa.