Ir al contenido principal

CENTRIFUGADOS SIN HERRAMIENTAS

A saber: Un pene de silocona de 28,3 cm; una lupa unida a un casco; un cortafríos; un pene de carne y hueso de 25,6 cm; una duda suelta; un coche; una raqueta; malos modos sueltos; dos manos; unas gafas de bucear; una porción de imaginación; un miniportátil con un retrovisor; unos guantes de boxeo...

Esa son vuestras herramientas de trabajo. Ahora bien, antes de pasar a las presentaciones formales, me gustaría preguntaros y os pregunto: ¿Qué hay en común entre ellas? ¿Alguno de vosotros sabría decirme qué tenéis en común?


Buceador
: Esta consulta.
Tenista
: Que somos unos tarados.
Actor porno: Puro morbo.
Actriz porno
: Un error.
Taxista / Fontanero: La mala visibilidad.
Analizador de joyas ciego: Todos somos ciegos.
Boxeador de mano floja: No sé.
Amo de casa: Unidad... Ya, es lo primero que me vino a la cabeza.
Confundido: ¿Perdonen, dónde me he metido?

Si no lo sabes, mejor vete. No sé, si he entrado por algo será. Me quedo. Como quieras. Creo que no hacen falta las presentaciones, la verdad. Ahora procedamos.

Uno a uno entran sin haberse presentado en la centrifugadora. Retuerzo Gonzalo espera fuera y se comunica con los profesionales de sus sectores a través de un micro hialurónico. Les pide que no teman. Les ruega que no se arrepientan de nada porque "Es esencial para que el experimento salga bien". Les advierte de que no pueden pensar ni construir castillos en el aire porque "Es esencial para que el experimento salga bien". Finalmente les desea buen viaje.

El buceador se baja
. No puede con la presión y sale con su castillo en el aire. Esto no es una consulta, buzo. Se marcha al baño y se vuelve al fondo por el desagüe.

Retuerzo activa el sistema
de centrifugado. A los 2 minutos desconecta y abre la puerta. Remezclados van saliendo uno a uno; también buzo, que se ha desdoblado (a veces pasa cuando uno no tiene muy claro qué lugar ocupa). Se sientan y exponen las consecuencias.

La mitad de buzo presenta ideas de bombero
(parece que alguien no obedeció y pensó); los actores porno piensan como un taxista con manos de joyero y ausencia de fontanería; boxeador y amo de casa no presentan síntomas, sólo sienten ganas de claudicar sin hacer concesiones "a ningún mimo ni mucho menos ante un tuno"; tenista y confundido aseguran pensar más con la polla que antes, pero aseguran que hay algo transgénico en su estructura onírica...

¡Aprieta!
Grita Retuerzo desde el interior de la centrifugadora. Se ha metido gracias a los castillos en el aire que quedaron fuera y la confusión remezclada dentro. Buzo presiona. A los dos minutos abre la compuerta y sale. Expectantes, 'los pacientes' le miran. Sin que nadie pregunta, Retuerzo vuelve en sí y dice: Confirmado, no hay nada después de la vida. Con la mirada perdida camina hacia el baño y sigue a buzo.

Nota del autor: He tratado de ser fiel a la descripción del sueño que me cuenta Peralto Mejía, el frutero estresado de mi barrio.

Comentarios

CYBRGHOST ha dicho que…
Mañana lo releo y trato de encontrar la relación, mientras no puedo dejar de pensar en si un pene de silicona de 28,3 cm no será una forma de suicidio orgásmico y de quién coño sería el de verdad de 25'6 (que el tamaño no importa, pero acojonar acojona).
Primera teoria el falo de silicona se integró a partes iguales en las ideas de tenista y confundido
Dani Seseña ha dicho que…
Es un centrifugado coral, no le des más vueltas.
Anónimo ha dicho que…
Cuando creía tener cogida la medida me encuentro con que 'para nada, listilla'. Afortunadamente.

Tremendo este 9 en 1. ¿Se han oído las risas?. Qué bueno.

Esto hay que releerlo aunque no haya que darle más vueltas.
Dani Seseña ha dicho que…
Me llama Peralto para decirme que -Oh, no- ha vuelto a soñar. Si me da tiempo transcribo, si no... trataré de meterle directamente un USB a ver si por la vía de la sincronización lo apañamos. Me dice que sí, que le han llegado las risas.
Juana ha dicho que…
Creo que me quedo en los casillos del aire, y una vez me instale seguiré a buzo, siempre me facinaron las escafandras y el fonde del Mar, intentaré seguirle en el sueño ....
Anónimo ha dicho que…
Yo me quedo con todo el viaje. Si este señor sueña con centrifugadoras de lo común; me gustaría saber qué tiene en común él con sus sueños. Parece una herramienta muy despierta.
Mercè Estruç Faig Clic ha dicho que…
como una diarrea y vomito de palabras a entrado en mi ser.
aplaudo este sueño (bien la transcripción). espero al proximo, no lo guardes eternamente en el USB.
un abrazo

Entradas populares de este blog

El Cerrojo

Abrí para pedir un café, pero una mirada (que vale 1.000 vocablos) me cerró la puerta. Esperé a que pestañeara, pero solo un párpado estaba por la labor de ceder. El otro protegía -con todo- el ojo avizor. Saqué una llave en son de paz. Dio un golpe en la mesa como respuesta. Intenté darle mi brazo al torcer. Sacó un as. Yo pinté bastos. “El cerrojo, aunque no lo creas lo llevas tú”, me dijo en tono conclusivo. Cuando miré mis manos para intentar descifrar sus palabras la camarera me sirvió un café. No entendí mucho lo sucedido, y menos cuando me giré hacia la puerta nadie miraba. Solo quedaba la mirilla, hidroalcohol y una propina. 

La crónica borradora

Borró tres archivos por la mañana, el eje de la crónica que tenía que entregar al día siguiente. Cada uno correspondía a un asunto pendiente. El cúmulo le pesó más que el deseo o la necesidad de resolverlos. Salió a la calle en busca de respuestas aleatorias. La calle -cansada de su rol de eterna transición- contestó con más preguntas. Ella en parte se enteraba de lo que ocurría y en parte lo evitaba. Lo mismo había sucedido con aquellos archivos. Uno fue borrado a conciencia, dos sin querer. O al revés. Nunca lo sabrá con toda certeza. El día anterior se había registrado un breve temblor de tierra. Pocos grados, pero los suficientes para sentir lo fino que es el asfalto y el vértigo de la fragilidad. El movimiento brusco le dejó algo mareada. ¿Qué relación existía entre el miedo a caer al abismo y el borrado -accidental o no- de archivos propios? ¿Había alguna relación? Mientras paseaba sin destino marcado -sintiendo y recuperando la firmeza del suelo con sus nuevas sandalias- e

Idas y venidas por una mala salida

 Viéndolas venir me dieron en toda la cara. Una a una, las idas y venidas de años anteriores (y una del que entra) fueron golpeándome repetidamente hasta que pronuncié la palabra requerida: "Perdón". Las idas reclamaban un sitio concreto al que llegar; las venidas, más dimensiones. La correspondiente a 2021 era ida y estaba algo más perdida. Lo más difícil para mí fue darme cuenta de que tenía la responsabilidad de ubicarlas. Lo supe por una mala salida de otra persona hacia mí. Ésta, la mala salida, me advirtió -poco antes de abofetearme por izquierda y derecha con la mano abierta- de que debía organizarlas. ¿Cómo? pregunté. Viéndolas venir, exclamó. Así que tras pedir disculpas y tomar la firme decisión de implicarme en la búsqueda de lugares y dimensiones, todo empieza. A ver...