Ir al contenido principal

TDK 30 Y LOS "VARIOS"

Cuando escuché la primera vez aquello de "Sufre mamón...", con 12 años (más o menos) dirigido al pijo del Ford Fiesta blanco y el Jersey amarillo, me lo grabé en una TDK de 30' y nadie me cobró ni canon ni hostias. Cuando me compré el LP, lo repartí por varias cintas... E incluso hice un 'varios' surrealista compuesto por un poco de Los Nikis, Decibelios, Hombres G, Mano Negra, Kortatu y La Polla Récords...


...Como suena. Un mejunje imposible que se debió perder entra tanta cassette. Y ahora escucho a los Monty Phyton, veo a los Hombres G con chiquito en su canal de Youtube, pincho a Kutiman y pienso ¿Quién dijo Industria musical? Y respondo: Veré antes a mi abuela (de 95 años) descargándose sus novelas de Barbara Cartland en su libro electrónico que a muchos artistas aceptando el mp3, el streaming u otras fórmulas contempor@neas como periféricos de 'compañía'.

¡Salud!

Comentarios

Miguel Ángel Pegarz ha dicho que…
El caso es que mientras se quejan, uno mira a cuáles y ve que muchos viven del trabajo ajeno muy bien (¿cuando salió el último disco de Ramncín o Teddy Bautista?) y otros ganan más con los conciertos que antes de la Piratería. Esto es como decía mi abuelo "de un duro quieren vivir 20"
capitán garfio ha dicho que…
Es verdad que siempre van a quejarse los vividores.....no les vale que vivan de lo que les gusta y muy bien, si no que quieren vivir del cuento y de la renta.
Pues que quieres que te diga, para todos igual, un albañil que haga cuatro pisos, ya puede vivir de la renta y jubilarse, pues con la hipoteca a 50 años que nos pasan....fíjate si pueden vivir esas personas, que son los que se la juegan en la construcción.....

Estamos creando un mundillo que sólo desea vivir del cuento......
Un saludo
José Ignacio Mortilotti ha dicho que…
Si, habrá que esperar, de hecho, tu abuela y la mia se hacen de los blackhat antes de que Ramoncín arranque el winamp.
Dani Seseña ha dicho que…
Ya veo a mi queridísima abuela con unos casquitos blancos escuchando música y pasando página 'a lo touch' en su ebook, a la vez!!!

Las vueltas de la vida!

Entradas populares de este blog

Las palabras se las lleva Twitter

Apenas estaba digiriendo una información -con alta carga de valor- cuando un tuit la bajó de golpe muro abajo. Intenté seguirla, pero no paraba de caer al foso; y durante el imparable descenso iba olvidando el cuerpo de la noticia que me había llamado la atención. Finalmente renuncié y volví a lo más alto del muro de nuevo, con la esperanza de leer algo interesante, entonces un hilo que sostenía al texto en extinción entró en escena. Intenté seguirlo pero poco duró su vigencia. Una vez más la gravedad de las redes sociales impuso su fuerza.  El volumen de la ansiedad de la masa social por publicar, por ser viral, por conseguir apoyo de followers, ¡por ser!, por estar, por pintar, pesa y ocupa tanto que la palabra apenas puede sostenerse. De hecho acabo de perder el hilo que me trajo hasta este texto. ¿Habré incorporado la misma gravedad y procesado de ideas? Es posible, porque ya se me está haciendo largo y empiezo a sentir ansiedad por publicarlo y que funcione por sí solo. Pesa

Murió en lugar de la palabra

El cadáver aún tenía mucho que decir, pero no había nadie al alcance a través del cual poder expresar... Se mordía la lengua con los últimos suspiros. Las ideas que nunca sublimaron se desvanecían. La sonrisa se iba transformando en relieve, el rock en adagio y el mito en una frase por decir. Los músculos ocultaban poemas escondidos entre líneas. La rabia y el sosiego tonteaban. Quería expresar, usar su codo izquierdo para hablar lo que no estaba dicho. ...El telón caía y el público tenía un pie en la cena. Y él, como cadáver, perdía su peso como actor. Se acababa el tiempo entre vivos por mucha palabra que tuviera pendiente. Su identidad era ya lo de menos; de la pausa pasaba al corredor del olvido. Nadie estaba pendiente de él. Lo que no expusiera en ese momento se desintegraría con él para siempre. Hasta pronto, hasta nunca. El tiempo seguía su curso y no parecía hallarse ningún traductor de cadáveres por su causa en la escena. Estaba muerto y además, muerto de miedo. Acoj

Sin estridencias

En mitad de la carretera, a pie de asfalto... Ya no pincha, ni mucho menos corta. Pero toma postura y digiere  la curva peligrosa.