Ir al contenido principal

EL PRIMER NIÑO LLAMADO WIFI

Es el primer ser humano llamado Wifi (nombre de pila); Wifi Mora. He tenido que adelantarme en el tiempo para encontrármelo. Estoy en el 10 de mayo de 2040 y sólo tengo 20 minutos para hacerle unas preguntas, superado el tiempo, éste, el tiempo, me devuelve a mi sitio con unas agujetas posteriores que no os quiero ni contar. ¡Puto tiempo!

Él no sabe quién soy y cuando me acerco, camina solo sumergido en un discurso extraño. Espero a que se siente en un banco (Plaza del 2 de Mayo, en Madrid). No lleva nada tecnológico encima. Al contrario, viste de pana (tipo progre/socialista de los 80s) y gafas de pasta (modelo Narcís Serra años 90). Me coloco a su lado, sutilmente. Y él sigue con su discurso en voz baja tirando a media:

Yo era un tío normal, me considero un tío normal. Tuve una infancia relativamente feliz, no me faltó gadget alguno, bebía leche en un biberón con la forma de Darth Vader, me dormía con un contador de cuentos en MP3; con la voz original de Joda. En la juventud, en el colegio mis compañeros me pegaban por friki, las chicas no querían ni verme salvo Turbia Melita (apasionada del Anime)...


No quise interrumpirle, aún tenía ininutos por delante.

..
.Y ahora, a mis 28 años, aquí estoy leyendo a Sánchez Dragó y controlándome cada 4 años para no votar a Esperanza Aguirre. Menos mal que el doctor Forjado me dio EL tratamiento; eso sí, antes tuve que superar una lista de espera de 2 meses.

No pude charlar con él. No paró de hablar en los 16 minutos que estuve a su lado. Pero leo hoy en un buscador de "cosas del futuro", que en efecto, Esperanza Aguirre se convertirá en la presidenta regional más longeva de la Historia. En cuanto a Sánchez Dragó, batió dos marcas: una, convertirse en el actor porno con más letras y años encima del gremio; y dos, rodar siempre en plano secuencia.

A ver si mañana, puedo hablar con Wifi.

Comentarios

Unknown ha dicho que…
¿Que tipo de futuro es ese? Igual que el presente,peor. Sanchez Drago actor porno, me tiembla hasta el tuetano.
Juana ha dicho que…
Acojonada me has dejado a mi también, ¡que horror! "Espi" la más longeva y Dragó batiendo marcas .... espero que sea solo el boceto de una peli de terror.
Me pregunto ¿tendré pesadillas esta noche? no se yo ....
isa ha dicho que…
Yo me abstraigo de los horrores para quedarme con ese maravilloso nombre, Turbia Melita, y las ganas de saber más sobre ella.
Anónimo ha dicho que…
Y digo yo, esta criatura qué hará en la ZONA WIFI de los bares, ¿se irá al Tumulto? ¿Iniciará sesión? y sobre todo a qué va a opositar con ese lastre de nombre?? (a ser? quién?).
M.
Miguel Ángel Pegarz ha dicho que…
uff otra entrada asi y denuncio el blog por incitar al suicidio!! Espe y Dragó en 2040!!! ¿De veras pensáis que tardarán tanto en poner wifi a alguan pobre criatura?

Entradas populares de este blog

El Cerrojo

Abrí para pedir un café, pero una mirada (que vale 1.000 vocablos) me cerró la puerta. Esperé a que pestañeara, pero solo un párpado estaba por la labor de ceder. El otro protegía -con todo- el ojo avizor. Saqué una llave en son de paz. Dio un golpe en la mesa como respuesta. Intenté darle mi brazo al torcer. Sacó un as. Yo pinté bastos. “El cerrojo, aunque no lo creas lo llevas tú”, me dijo en tono conclusivo. Cuando miré mis manos para intentar descifrar sus palabras la camarera me sirvió un café. No entendí mucho lo sucedido, y menos cuando me giré hacia la puerta nadie miraba. Solo quedaba la mirilla, hidroalcohol y una propina. 

Idas y venidas por una mala salida

 Viéndolas venir me dieron en toda la cara. Una a una, las idas y venidas de años anteriores (y una del que entra) fueron golpeándome repetidamente hasta que pronuncié la palabra requerida: "Perdón". Las idas reclamaban un sitio concreto al que llegar; las venidas, más dimensiones. La correspondiente a 2021 era ida y estaba algo más perdida. Lo más difícil para mí fue darme cuenta de que tenía la responsabilidad de ubicarlas. Lo supe por una mala salida de otra persona hacia mí. Ésta, la mala salida, me advirtió -poco antes de abofetearme por izquierda y derecha con la mano abierta- de que debía organizarlas. ¿Cómo? pregunté. Viéndolas venir, exclamó. Así que tras pedir disculpas y tomar la firme decisión de implicarme en la búsqueda de lugares y dimensiones, todo empieza. A ver...

La crónica borradora

Borró tres archivos por la mañana, el eje de la crónica que tenía que entregar al día siguiente. Cada uno correspondía a un asunto pendiente. El cúmulo le pesó más que el deseo o la necesidad de resolverlos. Salió a la calle en busca de respuestas aleatorias. La calle -cansada de su rol de eterna transición- contestó con más preguntas. Ella en parte se enteraba de lo que ocurría y en parte lo evitaba. Lo mismo había sucedido con aquellos archivos. Uno fue borrado a conciencia, dos sin querer. O al revés. Nunca lo sabrá con toda certeza. El día anterior se había registrado un breve temblor de tierra. Pocos grados, pero los suficientes para sentir lo fino que es el asfalto y el vértigo de la fragilidad. El movimiento brusco le dejó algo mareada. ¿Qué relación existía entre el miedo a caer al abismo y el borrado -accidental o no- de archivos propios? ¿Había alguna relación? Mientras paseaba sin destino marcado -sintiendo y recuperando la firmeza del suelo con sus nuevas sandalias- e