Ir al contenido principal

ABIERTAS Y SOSTENIBLES INTENCIONES

Empieza la Conferencia de Software Libre en Málaga. Y este año estrena lema, muy apropiado por cierto: Un camino sostenible. La gran estrella del encuentro internacional llegó ayer. Hablo de Tim O’Reilly, ideólogo y padre de la Web 2.0. Su misión es impartir el lunes, a las 12.30 de la mañana la conferencia inaugural de la OSWC 08, titulada "Web 2.0 and beyond".

¿Y por qué de pronto abandono mis delirios cotidianos para contaros esto? Pues me veo en la responsabilidad, primero porque tengo que estar a primera hora mañana en Málaga para entrevistar a O’Reilly para Cámara Abierta 2.0. Y segundo porque me han encargado moderar la mesa redonda “Software libre y sostenibilidad” (lunes, 18:30 horas). Como soy nuevo en esto de moderar, apenas he escrito nada este fin de semana en mi blog…

Me lo he pasado entre la charcutería y estudiando las novedades sobre el mundo de códigos abiertos y software libre. Por cierto, he recuperado una vieja entrevista que le hice a Richard Stallman (vía mail) allá en los tiempos de La Corriente Alterna.com (1999-2003). Es lo que tiene la red, que inmortaliza palabras y pensamientos de otras épocas.

En fin. Espero estar a la altura y aportar, desde mi modesta presencia, algo interesante en el mundo de la moderación. Si queréis seguir la mesa y las demás, podéis hacerlo en directo desde la web de la Conferencia.

Salud!

Comentarios

Jesús Muñoz ha dicho que…
Conociéndote lo poco que te conozco, compañero, sé de sobra que vas a salir más que airoso. Ya nos dirás.
Tendremos que esperar algunos días para seguir leyendo tus crónicas de barrio casi diarias. Crónicas que trascienden lo cotidiano para contarnos cosas que son comunes a todos y en todos lados.
Aunque muchas veces no dejo comentario, no me pierdo ni una. ¡¡¡Que lo sepas!!!
Un saludo
Dani Seseña ha dicho que…
Gracias compañero. Pues no sé si airoso, pero la jornada fue estupenda, interesante y enriquecedora. La mesa se hizo corta y se produjo un cruce muy vivo y necesario de ideas sobre la ética que rodea al Software libre. Los ponentes: Carlos Castro, Javier Ramañach, Simon Phipps, Giovanna Sissa, Juantomás García y Fernando Da Rosa.

La organización de la conferencia: sencillamente perfecta.

Con todo, un día muy intenso del que parte reflejaré el próximo martes en Cámara Abierta. En concreto, a través de la entrevista que tuve el privilegio de hacer a Tim O'Reilly, el ideólogo de la web 2.0.

Un abrazo, Jesús.

Entradas populares de este blog

El Cerrojo

Abrí para pedir un café, pero una mirada (que vale 1.000 vocablos) me cerró la puerta. Esperé a que pestañeara, pero solo un párpado estaba por la labor de ceder. El otro protegía -con todo- el ojo avizor. Saqué una llave en son de paz. Dio un golpe en la mesa como respuesta. Intenté darle mi brazo al torcer. Sacó un as. Yo pinté bastos. “El cerrojo, aunque no lo creas lo llevas tú”, me dijo en tono conclusivo. Cuando miré mis manos para intentar descifrar sus palabras la camarera me sirvió un café. No entendí mucho lo sucedido, y menos cuando me giré hacia la puerta nadie miraba. Solo quedaba la mirilla, hidroalcohol y una propina. 

Idas y venidas por una mala salida

 Viéndolas venir me dieron en toda la cara. Una a una, las idas y venidas de años anteriores (y una del que entra) fueron golpeándome repetidamente hasta que pronuncié la palabra requerida: "Perdón". Las idas reclamaban un sitio concreto al que llegar; las venidas, más dimensiones. La correspondiente a 2021 era ida y estaba algo más perdida. Lo más difícil para mí fue darme cuenta de que tenía la responsabilidad de ubicarlas. Lo supe por una mala salida de otra persona hacia mí. Ésta, la mala salida, me advirtió -poco antes de abofetearme por izquierda y derecha con la mano abierta- de que debía organizarlas. ¿Cómo? pregunté. Viéndolas venir, exclamó. Así que tras pedir disculpas y tomar la firme decisión de implicarme en la búsqueda de lugares y dimensiones, todo empieza. A ver...

Las palabras se las lleva Twitter

Apenas estaba digiriendo una información -con alta carga de valor- cuando un tuit la bajó de golpe muro abajo. Intenté seguirla, pero no paraba de caer al foso; y durante el imparable descenso iba olvidando el cuerpo de la noticia que me había llamado la atención. Finalmente renuncié y volví a lo más alto del muro de nuevo, con la esperanza de leer algo interesante, entonces un hilo que sostenía al texto en extinción entró en escena. Intenté seguirlo pero poco duró su vigencia. Una vez más la gravedad de las redes sociales impuso su fuerza.  El volumen de la ansiedad de la masa social por publicar, por ser viral, por conseguir apoyo de followers, ¡por ser!, por estar, por pintar, pesa y ocupa tanto que la palabra apenas puede sostenerse. De hecho acabo de perder el hilo que me trajo hasta este texto. ¿Habré incorporado la misma gravedad y procesado de ideas? Es posible, porque ya se me está haciendo largo y empiezo a sentir ansiedad por publicarlo y que funcione por sí solo. Pesa