Ir al contenido principal

¡QUÉ MANERA DE PALMAR!

...Qué manera de sufrir. Y así podía continuar repitiendo estrofa a estrofa la canción que Sabina escribió para el Atleti por su centenario. Y es que en noches como la pasada y en resacas futboleras como la de hoy, uno no puede evitar plantearse (por infinita vez) la pregunta: Papá, por qué soy del Atleti... Y pregunto “por qué soy” y no “somos” porque padre es vikingo (del Real Madrid) 100%. En fin, cosas que tiene la vida.

Para quien no sepa de qué va esta película, recordaré que anoche el Barça se merendó al Atleti por 6 goles a 1. En media hora espectacular de los blaugranas; todo hay que decirlo. Un ‘set’ que espero, le endose Nadal a Del Potro en la final de la Davis (en tono cariñoso, que no aguerrido, para mis amigos argentinos). Por cierto, el tanto de la honra lo metió con maestría el grandísimo -argentino- Maxi. Una pena que “Dios” Kun no mojara en campo culé.

Por cierto, aunque dura, mejor catarsis imposible la de SENTIMIENTO ATLÉTICO: EL BARCELONA HUMILLA A UN RIDICULO Y PENOSO ATLETICO EN EL NOU CAMP ...

...Así que por oposición, por rebeldía o por encabronamiento infantil me hice del Atleti. Y treinta y pico años después, uno no puede volver atrás... El tiempo pasa y hay que ser consecuente con las decisiones que se toman. Y aquí estoy, disfrutando con lo mejor de mi equipo y con lo peor. ¡Qué grande! Le metemos 4 al PSV a domicilio, ganamos –no sin épica- al Olimpic, estamos primeros en la Champions... y palmamos por 6 contra el Barça. Que viva mi Atleti... de Madrid.

Comentarios

Nacho Hevia ha dicho que…
Bueno...este tipo de situaciones me provocan ¿compasión? no creo que un equipo como el atleti se merezca un vapuleo tal...ay!

Todo y que no me gusta el fútbol! (bueno, sigo al Gimnástica de Torrelavega en deferencia a mi primo que es jugador de este equipo)

Feliz domingo
Anónimo ha dicho que…
Pienso que lo de ayer fue algo fuera de lo normal,porque creo que ni el Barsa,al termino del primer tiempo en los vestuarios,podia creerlo.Fue todo muy facil,les salia todo,en dos o tres minutos,se les puso el partido de cara.Se que tienen jugadores muy habilidosos,pero a esos mismos jugadores no les salen todos los partidos como el de ayer.Tambien decir que el Atletico dio muchas facilidades,que tampoco suele ser normal,en un equipo de esta categoria,para mí salio algo dormido y se encontro con una avalancha,a la que no supo hacer frente y en ese poco espacio de tiempo,tiro el partido por la borda.Un saludo y tranquilos es solo un partido..los equipos grandes es donde demuestran su valia,al sobreponerse."Lo que no te mata te hace mas fuerte"
Dani Seseña ha dicho que…
Gracias Nacho y Capitán. Las cosas como son y en efecto, de las palizas (y/o palos) se refuerza el sentido común y otros mejunjes emocionales. O no... Lo del atleti es mucho. Y encima... el Estu palma también en casa y en su primer partido de temporada.

En fin, feliz -lo que queda de- domingo.

Salud, compañeros!
Anónimo ha dicho que…
¿Que cambio de este finde,a aquel verdad?
Espero que siga por buen camino,no como mi Valencia,que da pena verlo.Como no cambie esto,me hago del Atleti...Un saludo.
PD:¿Como llevas lo del cese de nicotina?

Entradas populares de este blog

El Cerrojo

Abrí para pedir un café, pero una mirada (que vale 1.000 vocablos) me cerró la puerta. Esperé a que pestañeara, pero solo un párpado estaba por la labor de ceder. El otro protegía -con todo- el ojo avizor. Saqué una llave en son de paz. Dio un golpe en la mesa como respuesta. Intenté darle mi brazo al torcer. Sacó un as. Yo pinté bastos. “El cerrojo, aunque no lo creas lo llevas tú”, me dijo en tono conclusivo. Cuando miré mis manos para intentar descifrar sus palabras la camarera me sirvió un café. No entendí mucho lo sucedido, y menos cuando me giré hacia la puerta nadie miraba. Solo quedaba la mirilla, hidroalcohol y una propina. 

Idas y venidas por una mala salida

 Viéndolas venir me dieron en toda la cara. Una a una, las idas y venidas de años anteriores (y una del que entra) fueron golpeándome repetidamente hasta que pronuncié la palabra requerida: "Perdón". Las idas reclamaban un sitio concreto al que llegar; las venidas, más dimensiones. La correspondiente a 2021 era ida y estaba algo más perdida. Lo más difícil para mí fue darme cuenta de que tenía la responsabilidad de ubicarlas. Lo supe por una mala salida de otra persona hacia mí. Ésta, la mala salida, me advirtió -poco antes de abofetearme por izquierda y derecha con la mano abierta- de que debía organizarlas. ¿Cómo? pregunté. Viéndolas venir, exclamó. Así que tras pedir disculpas y tomar la firme decisión de implicarme en la búsqueda de lugares y dimensiones, todo empieza. A ver...

La crónica borradora

Borró tres archivos por la mañana, el eje de la crónica que tenía que entregar al día siguiente. Cada uno correspondía a un asunto pendiente. El cúmulo le pesó más que el deseo o la necesidad de resolverlos. Salió a la calle en busca de respuestas aleatorias. La calle -cansada de su rol de eterna transición- contestó con más preguntas. Ella en parte se enteraba de lo que ocurría y en parte lo evitaba. Lo mismo había sucedido con aquellos archivos. Uno fue borrado a conciencia, dos sin querer. O al revés. Nunca lo sabrá con toda certeza. El día anterior se había registrado un breve temblor de tierra. Pocos grados, pero los suficientes para sentir lo fino que es el asfalto y el vértigo de la fragilidad. El movimiento brusco le dejó algo mareada. ¿Qué relación existía entre el miedo a caer al abismo y el borrado -accidental o no- de archivos propios? ¿Había alguna relación? Mientras paseaba sin destino marcado -sintiendo y recuperando la firmeza del suelo con sus nuevas sandalias- e