Ir al contenido principal

FELIZ NAVIDAD, SEÑOR MATUSCHEK

MISTERVÉRTIGO os desea: Felices fiestas, Navidad, jornadas invernales, comidas extremas, postres imposibles, dulces de todo tipo, cava, champagne, vino sabio, ebriedades controladas, buenos deseos, rencores superados, guardias necesarias, soledad importuna (o buscada), mareo de sms a cada cuál más absurdo, reflexiones, buenas intenciones, costumbres rotas, leña al mono, costumbres mantenidas, turrón con azúcar, melón con jamón, pelis imprescindibles (El bazar de las sorpresas, Lubitsch 1940), meneos iconoclastas, transporte público, Atlético de Madrid, centros colapsados, ¡Cuidado con la nieve! (que por mucho que lo dijera Maradona, "no todo es ponerse"), relecturas, compras de última hora y sobre todo...

...SALUD!

Comentarios

Anónimo ha dicho que…
Capitán Garfio

Lo mismo digo...y más,os deseo a todos... Feliz.....,Prospero....y...Salud...en abundancia.
copifate ha dicho que…
Como asiduo lector de Mr Vertigo, te deseo que durante 2009 y los próximos y críticos años que se nos avecinan, mantengas esta dificil costumbre de escribir diariamente en público, para quien quiera leerte.
Es un disfrute seguir las andanzas de todos tus heterónimos. Gracias.
Anónimo ha dicho que…
Feliz Navidad, Daniel

Julio
copifate ha dicho que…
Se me han adelantado el Capi Garfio, Copifate y Julio, que no se quién es. A estas alturas es dificil ser original en esto de las felicitaciones,pero yo me uno a las anteriores, primero porque lo siento, segundo porque no me parece mal unirme a una costumbre mundial que consiste en desearse lo mejor para el el año que comienza. También me gusta decir "Buenos días", "Buenas tardes", "Buenas noches", "Hasta mañana". Así que te deseo Daniel Seseña que sigas dándole a tu blog durante el 2009 y que junto a tus comentaristas veamos las novedades que el siglo nos vaya trayendo y ya iremos viendo qué hacemos. Se aproximan fenómenos desconocidos a los que tendremos que dar respuesta. ¿O no?
FELIZ 2009 PARA EL BLOGUERO Y SUS COMENTEROS!!!!!!!!!!!!!!!!!
Anónimo ha dicho que…
¡¡¡¡¡Feliz Navidad, vayamos todos a cenar con Matuschek y Rudy!!!!
Eva
Dani Seseña ha dicho que…
Feliz año a todos! Que la blogosfera reparta cordura a esta crisis de crisis. Salud!

Entradas populares de este blog

El Cerrojo

Abrí para pedir un café, pero una mirada (que vale 1.000 vocablos) me cerró la puerta. Esperé a que pestañeara, pero solo un párpado estaba por la labor de ceder. El otro protegía -con todo- el ojo avizor. Saqué una llave en son de paz. Dio un golpe en la mesa como respuesta. Intenté darle mi brazo al torcer. Sacó un as. Yo pinté bastos. “El cerrojo, aunque no lo creas lo llevas tú”, me dijo en tono conclusivo. Cuando miré mis manos para intentar descifrar sus palabras la camarera me sirvió un café. No entendí mucho lo sucedido, y menos cuando me giré hacia la puerta nadie miraba. Solo quedaba la mirilla, hidroalcohol y una propina. 

La crónica borradora

Borró tres archivos por la mañana, el eje de la crónica que tenía que entregar al día siguiente. Cada uno correspondía a un asunto pendiente. El cúmulo le pesó más que el deseo o la necesidad de resolverlos. Salió a la calle en busca de respuestas aleatorias. La calle -cansada de su rol de eterna transición- contestó con más preguntas. Ella en parte se enteraba de lo que ocurría y en parte lo evitaba. Lo mismo había sucedido con aquellos archivos. Uno fue borrado a conciencia, dos sin querer. O al revés. Nunca lo sabrá con toda certeza. El día anterior se había registrado un breve temblor de tierra. Pocos grados, pero los suficientes para sentir lo fino que es el asfalto y el vértigo de la fragilidad. El movimiento brusco le dejó algo mareada. ¿Qué relación existía entre el miedo a caer al abismo y el borrado -accidental o no- de archivos propios? ¿Había alguna relación? Mientras paseaba sin destino marcado -sintiendo y recuperando la firmeza del suelo con sus nuevas sandalias- e

Idas y venidas por una mala salida

 Viéndolas venir me dieron en toda la cara. Una a una, las idas y venidas de años anteriores (y una del que entra) fueron golpeándome repetidamente hasta que pronuncié la palabra requerida: "Perdón". Las idas reclamaban un sitio concreto al que llegar; las venidas, más dimensiones. La correspondiente a 2021 era ida y estaba algo más perdida. Lo más difícil para mí fue darme cuenta de que tenía la responsabilidad de ubicarlas. Lo supe por una mala salida de otra persona hacia mí. Ésta, la mala salida, me advirtió -poco antes de abofetearme por izquierda y derecha con la mano abierta- de que debía organizarlas. ¿Cómo? pregunté. Viéndolas venir, exclamó. Así que tras pedir disculpas y tomar la firme decisión de implicarme en la búsqueda de lugares y dimensiones, todo empieza. A ver...